miércoles, 26 de abril de 2017

A LOS ALUMNOS DEL GRADO DE ESTUDIOS INGLESES: GRACIAS, THANKS AWFULLY
Vosotros, todos vosotros, fuisteis también "la luz que deslumbró Almería".


     De izquierda a derecha, Welcome Reception en el Patio de Los Naranjos (UAL): Elsa, Celia, Haitiana, Ariadna, Javier, Lucía Giner, el profe, David King Dunaway, Imane, Isabel, Lucía González, Silvia, May López.

Es el momento de reconocer y agradecer el enorme esfuerzo, desplegado con ilusión, y una excelente dosis de imaginación, que los diez alumnos de primero del Grado de Estudios Ingleses: Elsa Azor Rodríguez, Lucía González Pérez, Isabel Sánchez Lao, Imane Afendi Bennane, Silvia Sánchez Sola, Celia Medina Lloret, José Javier Torres, Lucía Giner Manzanares, Ariadna García Carreño, y Aitiana Rodríguez; los dos alumnos de cuarto del Grado de Estudios Ingleses: Fabio Bruscolotti Pérez y Eduardo Sánchez Morales; y la alumna del Master de Estudios Ingleses: María Dolores López Fuentes, han venido realizando meses antes de la celebración, y demostrando, con ejemplar solvencia, durante toda la semana dedicada al evento. 

     Sin duda alguna, las reiteradas palabras de agradecimiento por parte de todos los ponentes y participantes, durante la celebración del evento,  continuadas a día de hoy tras la clausura del mismo, nos llenan de júbilo por el reconocimiento a un trabajo denodado y a un sacrificio que con creces han merecido la pena; pero el rotundo éxito de este simposio, como todos coinciden en apuntar, es el fruto  —como he señalado al principio— de este grupo de jóvenes estudiantes, ilusionados, soñadores, abnegados, generosos, imaginativos, sumamente competentes y humanos, que como el profesor Peter Wood, de la State University of New York, afirmaba hace unas horas tras su regreso a Nueva York, "me hacen volver a creer en la especie humana". ¡Y a mí también!

De izquierda a derecha: Silvia Sánchez Sola, Lucía González Pérez, el profesor, Fabio Bruscolotti Pérez, Isabel Sánchez Lao, May López. 

     Y vaya por delante mi especialmente reconocimiento a esos alumnos del grupo que todos los días, hasta bien entrada la noche, y con los primeros parpadeos del amanecer, han estado, como guardas y luceros del alba, guiando en procesión, religiosa y escrupulosamente —haciendo de auténticos Chaucers del siglo XXI— al grupo de peregrinos profesores, desde los hoteles hasta nuestro Campus y viceversa. Vaya en nombre de todos los asistentes y ponentes, y en el mío propio, nuestro más efusivo agradecimiento, a ese sexteto de élite, que por haber renunciado al sueño durante toda una semana, habéis conseguido que todos los demás, profesores, ponentes y asistentes, os hayamos convertido en protagonistas de nuestros sueños durante toda una vida. Leíais nuestros pensamientos, y lograsteis tocar nuestro corazón.
De izquierda a derecha: Elsa azor, Lucía González, Fabio Bruscolotti, Imane Afendi, Silvia Sánchez, Javier Torres, el Profesor, Eduardo Sánchez.
      Y naturalmente, Fabio, enlace in extremis con la Unidad de Informática, intermediario de tascas y paseos nocturnos por la vieja Almería, y heraldo de buenas nuevas al convencer a la Diputación de Almería con un catálogo de presentes que fueron del gusto de todos los ponentes. La imagen de Fabio con su padre en el despacho, cargados con cajas de regalos, a las ocho de la mañana del mismo día de la Welcome Reception, seguirá, con idéntica emoción y sorpresa, nítida e inalterable en mi memoria por muchos años. Y  cómo nos íbamos a despedir de este "post" sin expresar nuestra más profunda gratitud a nuestro soberbio, diligente y tremendamente "rentable" productor y realizador de imagen y sonido (además de técnico en informática), Eduardo Sánchez Morales, que únicamente contaba con la ayuda de sus improvisados cámaras Fabio, Imane, Isa, May, Elsa y  Silvia. Eduardo ha hecho el trabajo propio de un auténtico profesional de la producción y realización "cinematográfica", si se me permite, como dan fe los fantásticos videos de las conferencias que ha ido subiendo a nuestro Grupo de Facebook del Simposio y a la página oficial del mismo. Estoy seguro —y pronto lo veremos— que "super" Eduardo, como ya le llamaban algunos ponentes, junto a los mencionados Fabio, Imane, Isa, May, Elsa y Silvia, tienen ya reservado un espacio en Hollywood. 
Eduardo Sánchez con Joan Wines (junior)


And last, but not least, mi admiración y reconocimiento a mi impecable, perfeccionista, dinámica y resolutiva lugarteniente, May López, con quien —paradojas del destino— por "accidente" no comparto foto, aunque sí he compartido y sigo compartiendo una empatía que trasciende el amplio espectro de la imagen: la empatía de la hermenéutica del verbo y la palabra. May López, especialista en pulverizar en fracciones de segundo todo tipo de obstáculos y en garantizar la gloriosa culminación de cualquier empeño, ha contribuido muy directa e indirectamente a asegurar el 9.99 % de la calificación obtenida por nuestro memorable evento. Sí, tuyas son esas décimas vitales que no han hecho, reconocida y merecidamente, rozar el 10. En Hollywood, de guionista (como el propio Huxley), espero leerlos y verlos en el celuloide. 
A la derecha, May López, soñadora con cara de sueño atrasado
GuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardarGuardarGuardar
SIXTH INTERNATIONAL SYMPOSIUM ALDOUS HUXLEY: "ALMERÍA, YOU HAVE THE LIGHT FOR LOVER"
19-21 APRIL, 2017

Sesión de Inauguración: 19 de abril de 2017. De izquierda a derecha: Bernfried Nugel (AHS), Manuel López-Muñoz (Secretario Fac. Humanidades), Carmelo Torreblanca (Rector), Javier Aguirre (Director Dept. Filología), Jesús Isaías Gómez (Organizador UAL). 

Al evento, de carácter internacional, han asistido sesenta y cinco participantes, de los cuales cuarenta y uno han ofrecido ponencias, como puede comprobarse en el programa que aparece en la página oficial del simposio.  Las áreas de conocimiento han sido de filología, filosofía, medicina, psicología, música, teología, filosofía oriental, política y bioética, contando con los mayores especialistas en la vida y obra de Aldous Huxley, todos ellos en representación de importantes universidades de los cinco continentes, aunque muy especialmente de Norte América, Unión Europea, Asia y Oceania. La  inmensa mayoría de asistentes proceden de universidades extranjeras (treinta y siete extranjeros y cuatro españoles), y en cuanto a los asistentes, cuarenta y siete extranjeros y dieciocho españoles,  en dicha edición del Simposio.
Como responsable del comité organizador y científico del simposio en esta sexta edición internacional, considero oportuno señalar los importantes beneficios estratégicos que dicho evento ha proporcionado a nuestra comunidad universitaria y a la ciudad de Almería —no sólo al ámbito académico e investigador de nuestra Universidad—, sino, muy especialmente, a la promoción cultural, social y turística de Almería y toda su provincia, que se ha convertido en un  destacado escaparate turístico internacional, dada la presencia de prestigiosas universidades extranjeras (Universidad de Oxford, Tampa, British Columbia, Boston University, etc.) que han estado representadas con sus respectivos ponentes, así como de medios de comunicación (periódicos y canales de televisión) nacionales e internacionales que han dado buena difusión del Simposio, como puede desprenderse ya de medios de comunicación locales como La voz de Almería, Canal Sur Televisión, y a nivel nacional, la aparición de nuestro simposio en la entrevista que nos han realizado en Noticias Cuatro Fin de Semana (informativo de la tarde noche del 24 de abril), com Marta Reyero, como presentadora, y Juan Carlos Flores, como redactor. 
El Sixth International Aldous Huxley Symposium: “Almería, You Have the Light for Lover” ha tenido, por suerte y como el protagonista del evento (Aldous Huxley) se merece, un notable impacto dentro y fuera de nuestra ciudad, durante el mismo y una vez concluido, ya que, en el ámbito académico,  saldrán a la luz relevantes publicaciones y estudios que fortalecerán nuestros métodos de investigación y el reconocimiento de la Universidad de Almería en importantes foros del conocimiento nacionales e internacionales.
Aldous Huxley, autor de Un mundo feliz, una de las novelas más leídas y traducidas del pasado siglo, fue también un destacado poeta que, como viajero empedernido, visitó la provincia y la ciudad de Almería en octubre de 1929, ciudad, cuya luz y color inspiró su soneto «Almería», cuyo noveno verso nos ha valido de eslogan para el Simposio: «Almería, You have the Light for lover.» (‘Tú tienes la Luz por amante’), y de razón principal para haberlo traído a nuestra Universidad ochenta y ocho años después de su paso por la mágica "Tierra afortunada, que concibe el fuego de su divino deseo!".
GuardarGuardar

sábado, 11 de marzo de 2017

(UNA VISIÓN POSAPOCALÍPTICA DE NUESTRA ERA MODERNA)
     Dos han sido, hasta la fecha, los contratiempos de Mono y esencia: Un mundo feliz y 1984. Un mundo feliz es publicada en febrero de 1932 por la editorial Chatto & Windus  para convertirse en la gran novela de ideas de Huxley que, de paso, le consagra como uno de los referentes intelectuales del siglo XX, con este título confirmado además como la primera distopía literaria de nuestro tiempo. Diecisiete años después aparece 1984, publicada el 8 de junio de 1949 por Secker & Warburg, novela con la que Orwell sella la segunda gran distopía del pasado siglo. Mono y esencia aparece en Harper & Brothers en agosto de 1948. Esta fecha, en pleno telón de acero, con el mundo dividido en dos irreconciliables grandes bloques geopolíticos, es clave para retratar uno de los mayores temores de buena parte de la humanidad en la época, la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial librada con armamento nuclear. el mensaje visionario de Mono y esencia está a día de hoy más vigente que nunca.


     Respecto al enfoque «zoomórfico» de la novela, es importante recordar que, Mono y esencia, sirve de contrapunto a una serie de obras anteriores donde el «simio», como humano degradado, protagoniza interpretaciones racistas de la evolución humana, como es el caso de La teozoología o los simios de Sodoma, publicada por el escritor filonazi austriaco Jörg Lanz Von Liebenfels en 1905, o Los monos de Dios, del escritor inglés Wyndham Lewis, en 1930, donde estos simios son los artistas y escritores del Londres de los años veinte del Grupo de Bloomsbury. El primer enfoque ofrece un delirante tratamiento racista sobre la clasificación de determinados humanos como simios; el segundo, es una sátira y metáfora del Grupo de Bloomsbury; mientras que Mono y esencia es, sin duda, el único mensaje con el debido fundamento para ser tenido en cuenta, como advertencia donde el simio-humano es una distópica metáfora de un posible y siniestro futuro de nuestra especie. En este sentido, Mono y esencia nada en absoluto tiene que ver con estas otras dos obras precedentes. Sí encontramos, en cambio, Mono y esencia, como referente de otras apuestas literarias posteriores, como la célebre novela distópica El señor de las moscas (1954), del premio Nobel William Golding, obra que comparte el asunto de la «posesión demoníaca» con la novela de Huxley. 
     En esta misma línea  —y siguiendo un orden cronológico—, las escenas de la novela donde los simio-humanos dominan a los hombres probablemente hayan valido también de inspiración al filme El planeta de los simios. Asimismo, Mono y esencia muy posiblemente haya también inspirado, con sus abundantes descripciones de música clásica,  otra gran novela distópica de su tiempo, La naranja mecánica (1962), máxime si recordamos que su autor, Anthony Burgess, en su momento confirmase Mono y esencia como una de las mejores novelas en lengua inglesa desde 1939:

         Novelas como Mono y esencia parecen ahora mucho más productos de su tiempo (PosHiroshima), bastante anacrónicas. Pero esta es Huxliana, inteligente, brutal, reflexiva, original, y su línea argumental cautiva nuestra mente … Es una visión nauseabunda de un futuro aún posible … El hombre nuclear ha revertido en el simio.

     Huxley, con esta alegórica fábula moral de nuestro tiempo —ahora más que nunca—, nos recuerda, como en su momento ya advirtiera en su brillante ensayo Adonis and the Alphabet (1956), que «gracias a las palabras hemos podido superar a las bestias; y gracias a las palabras, a menudo nos hemos puesto al nivel de los demonios».


GuardarGuardar