jueves, 24 de diciembre de 2015

LOS CUERVOS DE PEARBLOSSOM, UN CUENTO DE NAVIDAD
     ESCRITO este cuento  en 1944 como regalo de Navidad para su sobrina Olivia de Haulleville, con la que solían pasear Huxley y su esposa Laura por el desierto del Mojave, en California, donde los Huxley tenían fijada su residencia en el Llano. El nombre, Pearblossom, es el de la población donde vivían los sobrinos, Olivia y Siggy, próxima a El Llano. 
     Se trata de la única obra infantil escrita por nuestro autor. El cuento, The Crows of Pearblossom, sería publicado posteriormente, en 1967 por Random House, con ilustraciones de Barbara Cooney, aunque en 2011 apareció una nueva edición con bellísimas ilustraciones realizadas por Sophie Blackall en Abrams Books. El cuento presenta la historia del señor y la señora Crow, que viven en un "cottonwood tree" (álamo americano). La hambrienta serpiente de cascabel, que vive al pie del árbol, tiene la terrible costumbre de robar los huevos de la señora Crow, así que el señor Crow y su sabio amigo, el Viejo Cuco, urden un astuto plan para timarla. Pero no desvelaremos la ingeniosa trama, que sea el lector infantil, joven o maduro quien la descubra.  
     Quedémonos, mientras tanto, con el canto rufián de la cascabel: 

"No puedo volar porque no tengo alas; no puedo correr, porque no tengo piernas; pero me puedo arrastrar allá donde el pájaro negro canta, para comerme sus moteados huevos, ¡ja, ja, ja!, a comerme sus moteados huevos". 

Este hermoso cuento es una muy recomendable y sana lectura infantil por estas fechas, especialmente la edición de Sophie Blackall, en Abrams Books, con hermosas ilustraciones a tinta china y acuarela, donde el espíritu navideño  toma el atuendo de un vibrante cuento. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada